Elon Musk propone que trabajemos 80 horas a la semana


ATROPELLOS LABORALES | 

Elon Musk, el magnate que fundó la compañía de automoción Tesla, ha publicado este martes en su cuenta de Twitter la necesidad de aumentar en el trabajo. Exactamente, Musk considera que habría que hacerlo hasta las 80 horas. "Nadie ha cambiado el mundo trabajando 40 horas a la semana", afirmaba.

El menda, el emprendedor, el preparado, sugiere la brillante idea de que los trabajadores doblen literalmente sus larguísimas jornadas laborales. En otras palabras, Musk desea que los esclavos tengan una especie de fase de transformación en superguerreros, y que los trabajadores sean esclavos ya sin vida propia sin horas de descanso. 

"Si amas lo que haces, generalmente no se suele sentir como un trabajo" dice el iluminado a estas alturas de siglo con una realidad laboral que nos aplasta.


Este tipo de individuos, cuyas ideas en expansión están llegando a límites enfermizos, piensa que los trabajadores existimos únicamente para trabajar, es decir, que no somos personas autónomas que hemos venido al mundo para disfrutar de una vida digna como la suya, sino que en pro de una humanidad industrializada y el avance tecnológico, deben prevalecer sus millonarios proyectos por encima del miserable deseo de los que les hacemos ricos, como por ejemplo, vivir. 


El empresario ha argumentado que "si amas lo que haces, generalmente no se suele sentir como un trabajo". La verdad es que una basura de afirmación, porque si amas lo que haces, también lo cuidas para convertirlo en algo putrefacto. Y a fin de cuentas, su argumento será válido hasta el perímetro de su ambición individual y personal, pero no la del resto de mortales que habitamos el planeta. Hay que tener mala leche incluso para sugerir semejante aberración desde su poderoso estandarte de rico e influencer. Es un mamarracho.


Musk lo afirmaba tras un primer tuit, en el que animaba a sumarse al proyecto de su empresa. "¡Únete para crear nuevos mundos de tecnología!" Si te importa lograr cosas, Space X, Tesla, Coring company y Neuralink son lugares para estar". Posteriormente, un usuario pregunta a Musk por el número correcto de horas que, según él, son necesarias para "cambiar el mundo". Ante esto, Musk reconoce: "Varía según la persona, pero sobre 80 ininterrumpidas, llegando a 100 en algunos casos. El índice de dolor aumenta exponencialmente por encima de 80".

Lo mejor que podría pasarle a este soplagaitas, es que después de trabajar él 80 horas a la semana durante varios años de su vida, se fuese a la quiebra y se arruinase. Quizás sea el modo adecuado de darse cuenta que no merecía la pena haber sido tan gilipollas en una vida tan corta.

Fuente:
https://twitter.com/elonmusk/status/1067279265563955200 
https://twitter.com/elonmusk/status/1067173497909141504
FOTOGALERÍA: ÁFRICA - Fotografías de José Luis Sánchez Nielfa
Con la tecnología de Blogger.