Homenaje lejos del homenaje

OPINIÓN

Homenaje lejos del homenaje

TPM


“En Madrid se ha producido un hecho que pone la carne de gallina. Estaba todavía palpitante el terrible atentado del 11-M y en beneficio de las víctimas de esa tragedia de Atocha se celebró en la plaza de Las Ventas una corrida de toros. La generosidad del mundo taurino es cosa de admirar, pero resulta escalofriante el grado de insensibilidad que supone aceptar este festejo como algo natural sin darse cuenta de que no se puede la muerte y la sangre de las personas añadiendo a esa masacre el violento espectáculo de otra matanza, aunque se trate de animales. No he sabido que en homenaje a los muertos y heridos del atentado de Atocha se haya celebrado un concierto donde sonara el Réquiem de Mozart ante el Gobierno en pleno. En cambio, se ha oficiado una misa católica y una corrida de toros. Un cardenal nos ha consolado con palabras vacías, y en la plaza de Las Ventas, ante un público airado o regocijado según cada faena, se ha producido un cúmulo de puyazos, banderillas, estocadas y descabellos. El arrastre de la mulillas ha marcado en la arena más regueros de sangre”.


El escritor Manuel Vicent describía así la aberración de los actos cuya forma de homenajear a las víctimas humanas de una desgracia, se hallan en el alarde de una matanza entre vítores expuesta al nivel de espectáculo. La forma de rendir tributo es sorprendente, cuando se planea que la mejor forma de sustituir el dolor de los familiares de fallecidos por el atentado, puede ser el de la contemplación de como un grupo de ‘artistas’ se ensañan a puñaladas con un animal, y verlo arrastrarse entre su sangre y albero, y le son amputadas sus partes mientras agoniza.


La ciudad de Madrid podría ser de nuevo testigo de esta 'lindeza'. La presidenta de la comunidad, Díaz Ayuso, propuso el pasado día 11 de junio celebrar una corrida de toros de carácter benéfica y en homenaje al personal sanitario, que tanto se ha sacrificado (y tanto han visto morir a más de 28.000 enfermos de por covid-19) durante el pico desolador de fallecidos de esta pandemia. La fecha propuesta para el festejo es el 12 de octubre (Día de la Hispanidad). 

Foto

Vaticino un alto contraste de sensaciones, entre los cientos de trabajadores del personal sanitario que puedan verse realmente homenajeados, entre ciudadanos simpatizantes de la Fiesta Nacional que no casen con la idea del espectáculo taurino, y también los entre aquellos que forman parte de un colectivo social vulnerable que ha sido arrollado por los meses de confinamiento y que serán indirectamente beneficiados con el dinero recaudado a base de salvajes estocazos. 

Fuente: 

FOTOGALERÍA: ÁFRICA - Fotografías de José Luis Sánchez Nielfa
Con la tecnología de Blogger.